Susto de alto nivel 

Antes de continuar la historia de palito de coco, intentaré que no se os haga un nudo en la garganta con las palabras que voy a intentar juntar…..
Hoy escribo este post desde la UCI del hospital.¿el porqué? Sencillo. 

Maria empezó a convulsionar el lunes y perdió el conocimiento. 

Así como leéis, tal cual 
¿Te puede cambiar la vida en dos segundos? Si, claro que te la puede cambiar, ¡incluso en menos tiempo! 

Todos tus planes, aunque sea ir a comprar el pan, se pueden desmontar de un plumazo. Tu futuro se borra y tu mente no va más allá que lo que tienes delante 

Todo empieza como un día cualquiera. 

Te levantas, remoloneas en el sofá porque esa semana no tienes prisa por nada ya que estas de vacaciones y vas a despertar al amor de tu vida. En mi caso, fui a despertar a Maria. 
Primera llamada de atención. Estaba gélida y empapada de sudor.

Segunda llamada de atención. Al cogerla no se opuso. Normalmente quiere seguir en la cuna estirando su cuerpecito serrano.

Bien, pues la dejo en el sofá mientras voy a por su desayuno y al volver ya no me gustó lo que vi. 

Maria estaba con la mirada perdida y con espasmos. No reaccionaba a los movimientos y no me escuchaba.

Le dije a papi que nos la llevábamos al hospital porque eso no era nada normal. En dos minutos, salió pitando a por el coche. 

Lo que no sabia era que lo peor estaba por llegar.

María empezó a convulsionar y tras unos segundos, se hizo el silencio.

Dejó de respirar, sus labios morados no se movían y mi corazón se paró en seco.
El hecho de coger el móvil-llamar-a emergencias-ponerla-de-lado-girarle-la cabeza y mantener la calma ( no se si fue exactamente este orden y léase lo más rápido posible), eso lo hice en décimas de segundos ( ya podría planchar así de rápido) 
Mientras le “ordenaba” a un doctor que necesitábamos una ambulancia porque nuestra pequeña de dos años no respiraba y estaba inconsciente, llegó papi y faltó poco para pedir otra para él.

Ese trago solo es capaz de digerirlo y entenderlo quienes lo hayan pasado, porque ni a mi me salen las palabras adecuadas para expresarlo.

No te da tiempo para pensar en que aquello no podía estar pasando, solo que tenias que actuar rápido y sin bloquearte. 

Escuchar y ejecutar órdenes de alguien desconocido que te estaba ayudando a salvarle la vida a tu hija y que a la vez estaba tranquilizándote hasta que llegasen los sanitarios, es mas complicado de lo que parece.
Se que fue muy poca la espera pero a nosotros se nos hicieron horas, aquellos interminables minutos. 

Nuestro salón cambió de repente. 

Un centro de mesa lleno de pinturas y dibujos, pasó a ser una cama improvisada donde trataban de estabilizar el pequeño cuerpo de Maria, llenándolo de aparatos, vías y pegatinas que ayudaban a mas aparatos a mirar sus constantes…..

La rápida actuación de este servicio de emergencias, no pudo ser mas buena. Empezando por el doctor que me hablaba en la distancia y acabando por el técnico que nos animaba con solo mirarnos. Todos ellos tambien tienen su post mas adelante…. 
Una vez trasladada a su hospital, en materno-infantil Vall d’Hebron, y estabilizada, pasamos a la UCI donde empezaron el sinfín de pruebas, preguntas y posibles causas. De nuestras cabezas salía humo dandole vueltas a todo. 

Los dos estábamos en shock y solo queríamos verla y estar a su lado, aunque pasaron unas cuantas horas hasta que pudimos hacerlo.
El martes siguieron haciendo mas y mas pruebas e iban descartando cosas a medida de que salían los resultados. 

Si habéis visto alguna vez “House”, ya os podéis hacer una idea de lo que es esto porque funcionan igual. 

Tienen un abanico de posibilidades, atacan todos los focos y cuando van teniendo resultados, van descartando y quitando la medicación correspondiente. 

Si House se creía Dios, todos los médicos deberían hacer lo mismo. Porque lo son.
Total, que me salgo de la vereda…. Que hasta el miércoles no fue cuando nos dieron una respuesta firme. 

Uno de los inmunosupresores le había provocado todo esto. 

De todas las posibilidades, ¡esta era la mejor! 

No tenía ningún daño cerebral, ni ninguna secuela. ¡Es la mejor noticia que te pueden dar! 

Hoy ya es viernes y estamos esperando a pasar a planta. 

Sus médicos quieren controlarle los niveles del nuevo medicamento y después del fin de semana, ¡a casa! 
Este susto supera a todos los vividos y creo que nos costará dormir sin sobresaltos. 
Continuaré con la historia en unos días. Cuando mi cerebro se desbloquee
¡Un abrazo a todos! 

 

Anuncios

4 comentarios en “Susto de alto nivel 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s