Caminando hacia el 28

¿ Cómo es la vida de unos papás primerizos? ¡¡¡Pues como los de todos!!!

Llega un día inesperado ( porque María decidió llegar al mundo 25 días antes de lo previsto ) en el cual os vais de casa dos y volvéis tres. Con una cosa pequeñita en tus brazos, con nuevos horarios, nuevo olor en el hogar, nueva mini ropa que lavar…. en fin, TODO nuevo. No voy a entrar en detalles porque sería escribir un blog de mamá primeriza más y ¡hay miles! ( y algunos muy interesantes)

Lo que parecía una vida maternal como otra cualquiera ( con su depresión post parto incluida ) empezó a torcerse a los 21 días de vida de María.

Su pediatra ( de la SS por cierto. Aunque eso lo explico en otro post)  veía que aún había  demasiada ictericia para el tiempo que tenia, que no cogía suficiente peso y que siempre tenía el corazón muy acelerado. Así que decidió mirar el por qué.

Al día siguiente fuimos con bastante preocupación al hospital y le sacaron un tubito de sangre para analizar.

No llegamos a tener los resultados

Esos días previos al 28, parecían más o menos normales. Digo ” más o menos” porque Maria ya no estaba demasiado bien. Más menudita, más amarillita, respiraba peor. Aunque nosotros no nos dábamos cuenta al 100%. Ahora mirando las fotos de esos días, SI que vemos la diferencia de un bebé sano a ella.

El 2 de Julio, a los 28 días de vida de María, nos acercamos al pediatra a las 16h. La miró, la observó ( ahora entiendo la cara que puso) y nos dijo de una forma lo más sutil posible: ” la voy a mandar al hospital para que le echen un vistazo. Es posible que se la queden para hacerle pruebas y asegurarse bien”

Nos quedamos muy extrañados ( y a mi me empezó a temblar todo porque ya era alarmante)  pero nada, para el hospital que nos fuimos

Llegamos a urgencias de materno infantil del Vall d’Hebron hiper perdidos. En admisiones nos preguntaron que qué le pasaba y yo no sabía qué responder.

“no lo sabemos, nos deriva el pediatra”

Al anotar el nombre dice: “ah, Maria. Pasad que os están esperando” Y yo: ¿como?, ¿ que nos están esperando?

Zas, segundo signo de alarma muuuuy grande

Pues si, nos estaban esperando y no con muy buenas caras. El pediatra había llamado y les había puesto en situación.

Lo que pasó de las 17.00 de la tarde a las 03:00h de la madrugada, da para un post entero. Y una caja de klennex

¡Hasta pronto

Dulces sueños princesa

!

7 comentarios en “Caminando hacia el 28

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s